Traficantes se llevan el bronce patrimonial de Sucre por aguas internacionales

El vandalismo contra el patrimonio broncíneo de Cumaná, estado Sucre, arreció en 2018. Las mafias toman el mar para llevarse una y otra vez las estatuas, bustos, placas y aperos de grupos escultóricos con desconcertante impunidad.  

Mayber Márquez Z. Fotos: archivo IAM Venezuela

Sistemático y prácticamente en simultáneo, así ha sido el hurto de bustos y piezas del patrimonio histórico tangible del estado Sucre, cuyo vandalismo se ha intensificado este año 2018.

En el caso de Cumaná, capital de la entidad y primogénita del continente americano, las plazas han formado parte de su identificación. Es posible asegurar que hay una en cada calle del centro histórico de esta ciudad que cumplió 503 años de fundada el 27 de noviembre de 2018.

Las llamadas mafias del bronce han cargado con los bustos que identificaban espacios como las plazas Andrés Eloy Blanco, Rómulo Gallegos, José María Vargas, Tulio Badaracco, Monseñor Alfredo Rodríguez Figueroa, la mano de bronce de la estatua del General José Francisco Bermúdez en la plaza homónima, así como los estribos, el sable y las riendas del Gran Mariscal Antonio José de Sucre, en el parque Ayacucho de Cumaná.

Para sorpresa de la colectividad, no hubo novedades en torno a las investigaciones sobre el robo de la campana centenaria, de un peso equivalente a más de 500 kilos que permanecía en la gruta de la emblemática iglesia Santa Inés, hecho que conmocionó a la opinión pública nacional e internacional.

Aunque el caso fue denunciado pública y oficialmente el pasado 24 de marzo y días después la dirección de la Policía Municipal anunciara el hallazgo de trozos de la pieza, la comunidad parroquial desestimó que pertenecieran al mismo objeto.

Ciudades y pueblos pierden sus referencias

El desmantelamiento se ha extendido hasta ciudades principales de la entidad oriental como Carúpano. En esa capital del municipio Bermúdez desaparecieron los bustos de la plaza de los Poetas, del sacerdote José Ramos de la Catedral Santa Rosa de Lima, sin contar con los de José Félix Ribas, José Manuel Suniaga y la propia espada de Simón Bolívar, entre otros.

El patrimonio de los pueblos del municipio Ribero, como Chiguana, también ha sido robado tal y como lo denunció en julio de 2018 el comunicador social destacado en la zona, Félix Bejarano, cuando el templo de la localidad se quedó sin campana de bronce.

Pedestal sin el busto de El Libertador en el muelle de Cariaco, Sucre. Foto en Twitter @PaulElguezabal, junio de 2018.

“Los metaleros empezaron por la campana de Campoma, cargaron con el pesado busto de Santiago Mariño en la plaza del Congreso de Cariaco (con un peso estimado de 60 kg); se devolvieron a Chiguana y también se llevaron la campana; pero no conformes con eso atravesaron el Golfo y anclaron sus garras para dejar a Muelle de Cariaco sin el busto de Simón Bolívar y aquí no pasa nada, porque a las autoridades no les da ni frío ni calor” alertó el periodista.

Ante la amenaza contra el patrimonio, el párroco de Ribero Antonio Molina confirmó la orden emanada a todas las parroquias y capillas de la zona, para desmontar los campanarios.

“La campana robada en la población de Campoma en noviembre de 2017 era la más antigua de Cariaco, databa del siglo XIX. El busto de Bolívar también tiene un valor histórico y hasta el mármol de la plaza lo han arrancado. En las comunidades parroquiales tomamos medidas de seguridad. Lamentamos que se hable incluso de complicidad entre gente del pueblo y los funcionarios de los cuerpos de seguridad del Estado” aseveró el sacerdote.

Destino internacional

Extraoficialmente se pudo conocer que debido a las condiciones costero-fronterizas de la entidad, en muchos casos el bronce robado ha sido sacado en embarcaciones y revendido en la isla de Trinidad y Tobago. Inclusive se advirtió que en el sector pesquero, durante la temporada de captura de especies como el tajalí, el material era fundido para fabricar bandejas y exportar en ellas el producto al mercado asiático.

En las comunidades parroquiales tomamos medidas de seguridad, porque lamentamos que incluso se hable de complicidad entre gente del pueblo y funcionarios de los cuerpos de seguridad del Estado”.
Párroco Ribero Antonio Molina

El robo de bronce no se ha limitado a las referencias históricas, sino que también ha acabado con servicios como el de los cementerios, agua o telefonía en las principales jurisdicciones sucrenses. Zonas como Güiria, capital del municipio Valdez, han quedado incomunicadas debido al robo de las conexiones telefónicas.

El patrimonio cultural, víctima de la ideología

Las repercusiones en torno a la división política nacional también se han evidenciado en la conservación del patrimonio cultural sucrense. El pasado mes de octubre, en vísperas del Día del Descubrimiento de América (12 de octubre), el Gobierno estadal ordenó quitar la estatua de Cristóbal Colón de la plaza homónima en Carúpano, medida catalogada como un daño al patrimonio por el diputado nacional Denncis Pazos. En consecuencia, miembros de la sociedad civil se organizaron para exigir su devolución a través de manifestaciones pacíficas.

La Cámara Municipal de Bermúdez estableció que la pieza fuera resguardada en el Museo Histórico de la ciudad y en su lugar, sería levantada una de El Libertador Simón Bolívar. Sin embargo, el 22 de noviembre de 2018 el Instituto del Patrimonio Cultural, IPC, ordenó restituir a su plaza la centenaria estatua del almirante genovés tras la presión de buena parte de la sociedad civil y del cronista oficial de Carúpano, Ricardo Mata, quien amenazó con convocar un referendo sobre el destino de la pieza.

El gobernador de Sucre (PSUV) ordenó remover la estatua de Cristóbal Colón (1894) de su plaza en Carúpano. La orden se acató en una noche de octubre de 2018. Foto concejal Denncis Pazos.
El pedestal solitario en la centenaria plaza central de Carúpano, estado Sucre-Venezuela. Foto Javier Vivas Santana, TW @jvivassantana.

En otro hecho, en marzo de 2014, se registró la primera desaparición del busto del poeta Andrés Eloy Blanco de la plaza ubicada frente a la Catedral Metropolitana de Cumaná, en medio de las manifestaciones antigubernamentales.

“El busto se recuperó durante el gobierno de Luis Acuña pero nuevamente desapareció y no hemos sabido nada. Igualmente, en la Casa del poeta estamos encomendados a Dios porque nos quitaron el personal de vigilancia nocturna”  dijo la presidenta de la Fundación Casa Andrés Eloy Blanco, Guadalupe Berrizbeitia.

La política deja al pueblo sin memoria

Frente a este panorama, las consecuencias de la polarización política venezolana también han sido ampliamente advertidas por la colectividad. “Plazas como la Andrés Eloy han sido consideradas insignias de la oposición mientras que la de Francisco de Miranda se encuentra intacta porque es bastión del oficialismo. Así estamos, cada día más divididos y pobres. Como el país” expresó la transeúnte Mariana Suárez.

El arquitecto Servando Marín Lista, quien ha hecho contundentes análisis sobre la necesaria planificación urbana de la entidad, asegura que “en la ciudad de Cumaná las estatuas, fuentes y demás monumentos, se mudan al capricho de los jefes”.

Marín manifiesta preocupación por la pérdida de los referentes históricos, como es caso del busto del Dr. José María Vargas. A su modo de ver, “tiene un mayor valor artístico que el del propio bronce y no se garantiza una investigación limpia y contundente en torno a los responsables de fundir el material, mientras se deja al pueblo sin memoria” añadió.

“Plazas como la Andrés Eloy han sido consideradas insignias de la oposición mientras que la de Francisco de Miranda se encuentra intacta porque es bastión del oficialismo. Así estamos, cada día más divididos y pobres. Como el país”.

Mariana Suárez, ciudadana de Cumaná.

Por su parte, la arquitecta Ana Teresa Oropeza alerta sobre las consecuencias de la pérdida del patrimonio tangible: “Indiscutiblemente, el deterioro social y cultural en que está sumida actualmente la sociedad también afecta nuestro patrimonio cultural tangible. Cada una de las piezas sustraídas de sus espacios originales y de su contexto urbano socavan la memoria colectiva local. Los ciudadanos sienten que cada vez más desaparecen los iconos que los identifican como sociedad”, reseñó en su blog “Cumaná a través de sus Monumentos”.

Oropeza lamentó que el fin no sea solo el robo del patrimonio histórico para venderlo como pieza de arte, sino por su peso en bronce como mecanismo lucrativo.

Plaza Bolívar de Cumaná, estado Sucre-Venezuela. Foto Nixón / Wikimedia Commons, 2013.

Referentes históricos y de planificación

Para el reconocido geógrafo sucrense Luis Germán Pérez, con esta situación se ha “desdibujado la memoria colectiva”.

“La planificación urbana nació a comienzos del siglo XX con movimientos en Dinamarca que se extendieron a otros países y los más aplicados fueron los franceses, quienes entendieron que había que plantearse un orden en las ciudades. Mientras, los ingleses propusieron su desarrollo en medio del hacinamiento y diseñaron ciudades jardín en lugares más aislados. Esas experiencias sirvieron para trabajar en la coordinación del espacio” dijo.

Resaltó que en el entendido de que las ciudades tienen pulso, estructura y vida, también se implementó un plan de desarrollo durante los años 80 en Venezuela. Desde Corporiente, en el estado Sucre, se diseñaron planes de ordenación urbanística para el oriente del país. “Desde los años 50 del siglo XX en el país se entendió que los pueblos necesitaban una plaza para su esparcimiento y se conservaban de punta en blanco, es decir no se lanzaba basura en esos espacios, no se permitían animales y nadie pisaba los jardines” detalló.

Citó casos como el de Marigüitar, capital del municipio Bolívar del estado Sucre, donde había un kiosco que encendía el radio a las 6:00 p. m. y la gente se reunía en la plaza a escuchar las noticias, mientras que en el parque Ayacucho de Cumaná había un televisor manejado celosamente por una persona y que animaba el encuentro de la población.

A la estatua de Sucre en Carúpano le robaron su espada. Foto Otilio Rodríguez en el blog Carupanízate.

La plaza, de solaz a sitio peligroso

“Esa era una tradición europea. Los españoles por ejemplo, usaban las plazas de patíbulo y mercado. Luego evolucionaron con el equipamiento de bancos y los bustos o estatuas como homenaje a los héroes y poetas. Esto fue visto como un paradigma para los pueblos que también querían contar con sus referencias históricas”.

Precisamente en la época de Juan Vicente Gómez (1908 – 1935) se construyó en Cumaná este tipo de plaza en homenaje a El Libertador Simón Bolívar. A propósito de las remodelaciones para conmemorar en 2015 los 500 años de Cumaná en el año 2015, el geógrafo consideró que “la ejecución del proyecto fue un desastre”, porque “no solo se perdió el mármol, sino que se acabó con toda la arboleda que generaba un microclima necesario para garantizar el confort”.

A medida que avanza la crisis se crean mafias como la del bronce que no solo roba estatuas, sino las manillas de las puertas, los nombres de las casas y lápidas. Todo, porque en el país lo político-ideológico sepultó la convicción de gobernar un espacio territorial. No existe concepto de desarrollo, ni conciencia de la necesidad de esparcimiento y distensión”.

Luis Germán Pérez, geógrafo.

Pérez recalca que las plazas, de ser espacios para el encuentro se transformaron en lugares peligrosos después de las 6:00 p. m. porque incluso sirven de centro para la venta de droga y prostitución, como consecuencia directa de la descomposición social.

El geógrafo subraya que el robo del patrimonio es desmoralizador porque supone la pérdida de identidad colectiva: “no se valoran la historia ni las tradiciones, mientras la sociedad queda esquelética e invisibilizada”.

FUENTES

  1. Bejarano Félix. Comunicador social destacado en el municipio Ribero del estado Sucre. Entrevista realizada el 14 de noviembre de 2018.
  2. Berrizbeitia Guadalupe. Presidenta de la Fundación Casa Andrés Eloy Blanco. Entrevista realizada el 12 de noviembre de 2018.
  3. Estatua de Cristóbal Colón no volverá a plaza principal de Carúpano. En El Pitazo, 16 de octubre de 2018. Consultado el 09 de noviembre de 2018.
  4. IPC ordena restituir la estatua de Colón a la plaza de Carúpano. En IAM Venezuela, 27 de noviembre de 2018. Consultado el 13 de diciembre de 2018.
  5. Marín L. Servando. Arquitecto, autor del libro Desde la comunidad: la arquitectura de multitudes (junio, 2010). Entrevista realizada el 10 de noviembre de 2018.
  6. Marín L. Servando. Cumaná no tiene voz ni voto en su destrucción! En Aporrea, 12 de octubre de 2018. Consultado el 11 de noviembre de 2018.
  7. Molina Antonio. Sacerdote de Cariaco, municipio Ribero, estado Sucre. Entrevista realizada el 13 de noviembre de 2018.
  8. Ola de robos de bustos y campanas de iglesias se desata en Carúpano. En El Pitazo, 04 de abril de 2018. Consultado el 09 de noviembre de 2018.
  9. Oropeza Ana T. Robo de campana de la iglesia Santa Inés de Cumaná. 2 de abril de 2018. Consultado el 11 de noviembre de 2018.
  10. Pérez Luis G. Geógrafo del estado Sucre, profesor UDO Sucre, destacado en la Casa del Poeta José Antonio Ramos Sucre. Entrevista realizada el 15 de noviembre de 2018.
  11. Por tercera vez roban busto de bronce de Andrés Eloy Blanco en Cumaná. En IAM Venezuela, 6 de julio de 2018.
  12. Robaron campana de 500 kilo en una iglesia de Cumaná. En El Nacional, 26 de marzo de 2018. Consultado el 9 de noviembre de 2018.
  13. Robo de campana de 500 kilos, el más reciente golpe de la mafia del bronce. En IAM Venezuela, 27 de marzo de 2018.

Otras investigaciones

La “mafia del cobre” no descansa ni deja descansar

Si bien las esculturas o monumentos son la cara más visible de la actuación de los grupos inescrupulosos que comercian ilegalmente con el bronce y el cobre, también es cierto que cementerios y otros bienes públicos son víctimas silenciosas de este "modus operandi"...

leer más

Mafias del bronce destruyen la memoria de Venezuela

Aumenta la depredación de las estatuas en el país. Se mutila y cercena no solamente la escultura vandalizada, sino el imaginario y valor simbólico para cada ciudadano. A la acción criminal organizada, se le suma la ineptitud del Estado en su rol de guardián del...

leer más