En el Cementerio del Este el robo de bronce “es una práctica diaria”

La asociación de afectados de “La Guairita” dice tener más de 200 quejas por el robo de lápidas, pero desde la administración del camposanto refieren que la cifra de hurtos es “incuantificable” por tanto se ha convertido en un problema diario. Solo para enero de 2018 sumaban más de 6000 lápidas robadas.

Génesis Carrero Soto @GenesisCS. Fotos archivo IAM Venezuela / Contrapunto / Efecto Cocuyo.

Caracas. De una aleación compuesta por níquel, estaño, zinc y cobre fabrican las placas que identifican las tumbas del Cementerio del Este, en Caracas. El costo de una lápida de este tipo puede oscilar entre los 5 000 y los 10 000 bolívares soberanos (entre 17 y 18 dólares al cambio paralelo del 15 de noviembre de 2018, el que rige la mayoría de las transacciones privadas en el país petrolero). La reventa podría duplicar este costo, pues incluye “la dificultad para adquirirla”.

Tal como refiere un comprador de metales, cuya tienda se ubica en el centro de Caracas y que prefirió omitir su nombre, las piezas de este tipo pueden costar hasta unos 8 000 bolívares soberanos (US$ 30,37), dependiendo de su estado y del envejecimiento que se observe en el metal. Esta es la razón por la que desde hace tres años, junto con el desplome de la economía venezolana, se ha intensificado el robo de los identificadores de tumbas de este cementerio del este de la ciudad capital.

Unas 200 000 personas son propietarias de parcelas del cementerio, también conocido como “La Guairita”. La administración del camposanto refiere que en junio menos del 3 % estaba afectado por el hurto de lápidas. Pero la situación empeoró. Hoy se registran robos a diario en jardines completos. “Actualmente es imposible cuantificar estos robos”, alegan.

Los robos no han dejado de ocurrir, es una práctica común, diaria. Sí, se siguen robando las lápidas y estamos atados de manos en ese sentido”.

María Virginia Flores, gerente de servicios de Cememosa (Cementerio del Este).

María Virginia Flores, gerente de servicios de Cememosa (Cementerio del Este), relató que “los robos no han dejado de ocurrir, es una práctica común, diaria. Sí, se siguen robando las lápidas y estamos atados de manos en ese sentido”. Ante este hecho, Flores explicó que la junta directiva tomó la decisión de reemplazar en su totalidad las lápidas de las 16 000 hectáreas que componen este jardín.

El reemplazo no solo busca indemnizar a los deudos, sino garantizar la seguridad en el cementerio y evitar que persistan los robos. Por ello, las nuevas placas serán de granito negro y llevarán grabados en láser con dos máquinas de última generación, que fueron compradas en el exterior y esperan por la nacionalización.

La administración del Cementerio del Este sustituirá las lápidas metálicas por piezas de granito. Foto Julett Pineda Sleinan / Efecto Cocuyo, mayo 2018.

Esta nacionalización estaba prometida para el mes de julio de 2018, pero para el momento de la redacción de esta nota han pasado cuatro meses y los propietarios siguen esperando respuestas. Flores justifica la demora en la dificultad para nacionalizar maquinaria pesada. Además, aclara, desde la administración del cementerio han hecho lo posible por contactar a todos los familiares, en la medida en que estos mantienen sus datos actualizados en los sistemas de Cememosa.

La administración del camposanto asegura que su prioridad es garantizar la seguridad en el espacio, pero responsabiliza a los cuerpos de seguridad del Estado de “no acabar con las mafias del cobre” que azotan en los linderos del cementerio y que  han sido denunciadas y atrapadas en flagrancia, sin que hasta el momento se haya condenado a algún culpable.

“Nosotros tenemos cuatro juicios abiertos contra grupos a los que capturamos cometiendo el delito de robo, pero nunca se concretan y luego de que el Cicpc (siglas del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas) y PoliBaruta los detiene, son liberados a los 45 días”, lamenta la abogada.

Delincuencia o resguardo

Danny Martín, gerente de operaciones del Cementerio del Este, también describió la nueva práctica de llevarse las placas funerarias de bronce. Contó que han visto cómo algunos propietarios, temerosos de ser robados, cargan con las placas de sus difuntos. “Esto también representa una clase de robo porque, aunque la placa les pertenece, se trata de un objeto de identificación del cementerio. Además, lo hacen sin participarnos… Hemos encontrado a innumerable cantidad de familiares retirando sus lápidas o con el metal metido en sus carros cuando salen del cementerio”, dijo.

Los azotados deudos del Cementerio del Este han optado por llevarse sus lápidas, práctica cuestionada por Cememosa. Foto Juliett Pineda Sleinan / Efecto Cocuyo, mayo 2018

Mientras, la familias que sí fueron víctimas del robo de la lápida de sus seres queridos esperan por la reposición de este bien. La placa que compró Maru Morales para identificar la tumba de su padre desapareció, como casi todas las de la parcela R. Ella puso la denuncia este octubre.

“Yo llamé a la administración porque incluso acababa de pagar la cuota de mantenimiento y allí la única respuesta fue que tenía que comunicarme con el departamento legal. Allí me dijeron que debía llevar una carta con la denuncia. A la semana llevé la carta y me dijeron que había una máquina en aduana en trámites de nacionalización, que hasta que el Gobierno lo aprobara no quedaba más que esperar”, contó Morales.

A su carta, esta usuaria agregó también una copia del acuerdo al que la administración del camposanto llegó con un grupo de apoyo creado por los usuarios del Cementerio del Este y que se estableció en el seno de la Comisión de Administración y Servicios de la Asamblea Nacional. En dicho documento, los encargados de “La Guairita” se comprometían a solventar el problema de los robos en un rango de un mes. No obstante siguen pasando los meses y la solución no llega.

Los familiares estamos en el limbo, pues al pagar el mantenimiento, también se paga por seguridad. Y la empresa que mantiene la concesión del cementerio no está garantizándola”.

Marú Morales, usuaria del Cementerio del Este.

“Yo volví el 2 de noviembre y el problema no solo no se ha resuelto, sino que el robo de las lápidas sigue. En las parcelas de la entrada del cementerio no se nota, pero las situadas hacia abajo y arriba están todas peladas. Se podría decir que de unas 100 tumbas, solo 3 o 4 tienen su placa”.

Morales destacó que los familiares están en el limbo, pues al pagar el mantenimiento, también se paga por seguridad, y la empresa que mantiene la concesión del cementerio “no está garantizándola”.

Medidas desesperadas

Ante la ola de robos, la administración del camposanto tomó el 29 de mayo pasado una “medida de protección especial” para resguardar las placas ubicadas en zonas afectadas por la inseguridad. En un comunicado ratificaron que “estamos trabajando en una solución definitiva y de calidad acorde con la importancia del significado que tiene la memoria de nuestros seres queridos”.

Aunque las quejas de los usuarios fueron contundentes en redes sociales, donde calificaron la medida de “arbitraria”, el gerente de seguridad del camposanto, Alfredo Romero, justificó la medida: “de un total de 92 terrazas, dispersas en las 162 hectáreas que tiene el Cementerio del Este, las que se han visto mayormente afectadas por los hurtos son la 212, la 214 y la 216”.

En ese momento, Romero refirió a los medios de comunicación que los hurtos iniciaron en 2005 y se intensificaron entre 2016 y 2017. “Los delincuentes llegan en grupos de aproximadamente 10 personas, extraen las lápidas y las meten en sacos. En algunos casos, los arrastran con sus mismos cuerpos hasta llegar al otro lado de la trocha, donde espera un vehículo para trasladar el metal. Cada placa pesa, en promedio, unos 20 kilogramos”, agregó.

Comunicado de Cememosa sobre las lápidas. Mayo 29 de 2018.

Sin respuestas

Luisa Pacheco es la líder de la Asociación de Afectados del Cementerio del Este, un grupo que se organizó en redes sociales para publicar las quejas que “son escuchadas, pero no procesadas por el cementerio”. Ella denuncia que desde esa instancia no han tenido una respuesta concreta sobre la fecha en que serán indemnizadas las víctimas de los hurtos.

En su caso tiene dos años esperando y en este momento intenta hacer una nueva placa que le cotizaron por sobre los 10 000 bolívares soberanos (US$ 37,97 al cambio paralelo del 15/11/2018)). “Allí pagamos las mensualidades correctamente y yo siento que ellos contribuyen en los hurtos porque la seguridad no está garantizada. Estas terrazas están siempre solas y cuando se paga por el mantenimiento, también se paga por la seguridad”, acotó.

Pacheco refiere que en este grupo tienen registradas 235 quejas de los usuarios del cementerio afectados por el vandalismo, y que esperan trasladarse ante instancias como la Fiscalía General de la República para presentar una denuncia más formal. La idea de las víctimas amparadas por esta asociación es exigir el cumplimiento de los compromisos que adquiere el cementerio con los afectados.

Este robo no es exclusivo del Cementerio del Este, pues en todo el país se registra este mecanismo para adquirir cobre y revenderlo como una forma de subsistir ante la crisis”.

Diputada Nora Bracho, presidenta de la Comisión de Administración y Servicios de la Asamblea Nacional.

Al respecto, la diputada Nora Bracho, presidenta de la Comisión de Administración y Servicios de la Asamblea Nacional, refiere que este robo no es exclusivo del Cementerio del Este, pues en casi todos los cementerios del país se registra este mecanismo para adquirir cobre y revenderlo como una forma de subsistir ante la crisis. La diputada reiteró que el cementerio debe resarcir a los afectados y hacerse responsable por los daños que acarrearon estos robos.

“Es que no se trata de un asunto de crisis económica solamente y de que roban para sobrevivir y comerciar con este metal, sino que va más allá. Muchos familiares hasta han perdido la tumba donde lloran a sus muertos porque no saben cómo ubicarla”, deploró Pacheco.

Detenidos tres vigilantes de La Guairita por sustraer lápidas (*)

Medios digitales informaron el pasado 3 de marzo de 2019 que el funcionarios de la subdelegación El Llanito del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) detuvieron a tres vigilantes por hurtar lápidas y cables de electricidad del Cementerio del Este o cementerio La Guairita, como se también se le conoce.

El portal periodístico diarioavance.com recogía la información que Douglas Rico, director nacional de este cuerpo policial, difundió a través de su cuenta de Instagram, en la cual identificaba a los sujetos como Martin Javier León Terán (51) y Ender Francisco Suárez Heredia (27), “quienes robaban las placas funerarias para que Luis Argenis Granadillo (54), también vigilante, las comercializara”.

Precisaba el funcionario que “estas eran trasladadas hasta la carretera vieja Petare – Guarenas, sector San Isidro, parroquia Caucaguita, donde eran fundidas y modificadas por Granadillo, quien se encargaría de la venta. Durante el procedimiento se les incautó de 12 lingotes de aluminio, 20 lápidas de bronce, un molde para realizar lingotes y 25 rollos de cables de electricidad. Por este hecho se encuentran por identificar y aprehender dos hombres apodados El Chino y El Gocho”.

Finalmente se informó de que los detenidos fueron puestos a la orden de la Fiscalía Superior del área metropolitana de Caracas.

 

(*) Nota actualizada el 15 de marzo de 2019 con información de diarioavance.com

FUENTES

  1. Carrano, Ana María. Hurtan bronce de cementerios y estatuas. En IAM Venezuela, 26 de julio de 2017. Consultado el 17 de diciembre de 2018.
  2. Cememosa. Comunicado – Lápidas. Consultado en noviembre de 2018.
  3. Detenidos por hurtar lápidas. En diarioavance.com, 3 de marzo de 2019. Consultado el 15 de marzo de 2019.
  4. Lanza, Jonathan. Hace mucho se roban las lápidas del Cementerio del Este: son mafias y “vienen en manada. En Contrapunto, 2 de junio de 2018. Consultado el 17 de diciembre de 2018.
  5. Pineda Sleinan, Juliett. “Uno no consigue dónde reposan sus muertos”, familiares tras hurtos en el Cementerio del Este. En Efecto Cocuyo, mayo 2018. Consultado el 17 de diciembre de 2018.
  6. Reportaron robos de lápidas en el Cementerio del Este. Video del portal Caraota Digital, 29 de mayo de 2018.

ENTREVISTAS

  1. Comprador de metales. Se reserva el nombre. Entrevista realizada en noviembre de 2018.
  2. Flores, María Virginia. Gerente de servicios de Cememosa (Cementerio del Este). Entrevista realizada en noviembre de 2018.
  3. Martín, Danny. Gerente de operaciones del Cementerio del Este. Entrevista realizada en noviembre de 2018.
  4. Morales, Maru. Víctima del robo de lápidas del Cementerio del Este. Entrevista realizada en noviembre de 2018.
  5. Pacheco, Luisa. Líder de la Asociación de Afectados del Cementerio del Este.
  6. Romero, Alfredo. Gerente de seguridad del camposanto.

Otras investigaciones

La “mafia del cobre” no descansa ni deja descansar

Si bien las esculturas o monumentos son la cara más visible de la actuación de los grupos inescrupulosos que comercian ilegalmente con el bronce y el cobre, también es cierto que cementerios y otros bienes públicos son víctimas silenciosas de este "modus operandi"...

leer más

Mafias del bronce destruyen la memoria de Venezuela

Aumenta la depredación de las estatuas en el país. Se mutila y cercena no solamente la escultura vandalizada, sino el imaginario y valor simbólico para cada ciudadano. A la acción criminal organizada, se le suma la ineptitud del Estado en su rol de guardián del...

leer más